Zebra tomó en consideración la mayoría de los comentarios de sus clientes, así como el legado de las impresoras Stripe y S4MTM, para crear las nuevas impresoras

CODIFICACIÓN RFID SÓLIDA, INTELIGENTE Y ESCALABLE

Las impresoras Series ZT600 combinan durabilidad industrial y características fáciles de usar con adaptabilidad a futuro —incluyendo un codificador RFID instalable en fábrica o en campo— para satisfacer las cambiantes necesidades en los años venideros. Obtenga una mayor visibilidad de sus sistemas de impresión con aplicaciones de Link-OS y servicios administrados de visibilidad operativa y visibilidad de activos (OVS/AVS, por sus siglas en inglés). Además, conozca su actividad en más detalle con codificación e impresión RFID de avanzada.

TECNOLOGÍA DE SEGUIMIENTO LÍDER EN LA INDUSTRIA

Las impresoras industriales RFID ZT610 y ZT620 están diseñadas para imprimir y codificar etiquetas de forma precisa y eficiente en las más avanzadas aplicaciones de seguimiento a nivel de artículo. La tecnología de codificación adaptable permite flexibilidad de materiales y una calibración de RFID sencilla, lo que elimina las guías de colocación complejas. El menú intuitivo reduce aún más el tiempo de instalación.

CONFIABILIDAD EN LOS ENTORNOS MÁS DIFÍCILES

Construidas para ofrecer la mayor calidad de impresión en las condiciones industriales más adversas, las impresoras RFID Series ZT600 prácticamente eliminan los tiempos de inactividad operativa causados por fallas en la impresora. Sus diseños duraderos y completamente de metal resisten las temperaturas extremas, el polvo, los residuos, la humedad y demás condiciones adversas. Los mecanismos de impresión y los componentes internos de alta calidad ofrecen una calidad de impresión y velocidad superiores en la más amplia variedad de aplicaciones. Y observe el estado de la impresora a la distancia para resolver problemas rápidamente con la interfaz LCD de color estándar o la pantalla táctil a todo color de 4,3 pulgadas opcional.

MENOS COSTOS DE MATERIALES DE RFID

En la mayoría de los inlays de RFID, la distancia entre un identificador y otro es increíblemente pequeña: una distancia (paso) de 16 mm/0,6 in o menos. Esta distancia es menor que la que ofrecen otras impresoras y otros codificadores. Al acercar los inlays, los convertidores de etiquetas usan menos material. Esto se traduce en menos costo por etiqueta, menos cambios de rollos y rendimiento más rápido de impresión/codificación.

WhatsApp Hablemos de tus dudas aquí